La pena de posar

¡Pero me dices que hago! ¡Me da pena, no sé posar! Silencios incómodos y poses forzadas. ¿Te ha pasado algo parecido a lo anterior? Es tu día de suerte.

Digamos que eres el fotógrafo más talentoso de tu zona, haces maravillas con la luz y tus encuadres son muy creativos. Pero, eso se irá a la basura y llegará a ser algo muy doloroso si no sabes dirigir a las personas que fotografías.

En la mayoría de los casos solo debes manejar esos momentos iniciales de tensión para que tu sesión fotográfica fluya de la manera que deseas y que las fotos salgan cómo las planeaste desde un inicio.

Para eso, hoy les traemos una serie de consejos que ayudará a que tu modelo supere esa vergüenza frente a la cámara.

1-No empieces a tomar fotos al instante.

Suena raro decir que si vas a realizar una sesión no hagas fotos ¿no? Pero es importante primero crear una relación de confianza con tu modelo donde le expliques lo que va a suceder en las fotos y no se encuentre nervioso todo el tiempo.

Puedes citarlo media hora antes de lo pactado para empezar a platicar.

Si es una sesión pre-boda, es conveniente juntarte con la pareja en algún café para la firma de contrato y ahí comenzar a conocerlos. Pregunta sus gustos, cuando se conocieron, etc. Cosas que te ayuden el día de las fotos.

Mujer-modelando-con-su-cabeza-a-un-lado

2. Pídeles que no miren a la cámara.

Mirar fijamente a la cámara en tus primeras fotos puede llegar a ser intimidante, y la verdad, es totalmente innecesario para sacar fotos increíbles. Pueden mirar al infinito, un árbol, un perro, etc.

hombre-modelando-con-la-cabeza-a-un-lado

3. Olvídate de las poses fingidas.

Trata de hacer la sesión más natural, haz que jueguen con su cabello, hazlos reír, que brinquen, caminen, corran, en otras palabras, que no parezca que están en una sesión fotográfica. Esto los hará sacar el estrés, y tú, tendrás unas fotografías muy creativas y diferentes.

4. Motívalos durante la toma

No olvides siempre motivarlos diciéndoles que tal va la sesión. Si tú opinas que la sesión va mal ¡No se lo digas! Piensa qué está fallando y corrígelo tú mismo.

De otra forma tu modelo, se va a sentir aún más incomodo si siente que lo que hace no es suficiente. Usa palabras como ¡Bien! ¡Perfecto! ¡Me gusta! Esto le hará pensar que lo está haciendo bien.

Si lo está haciendo mal puedes usar: ¨Me gusta, pero vamos a intentarlo de esta otra manera¨

5.Lleva música a tus sesiones

Una de las formas mas fáciles para liberar tensión y quitar el estrés es escuchar la música que te gusta. Déjalos que pongan su playlist, que canten, bailen y verás que la sesión fluirá mucho mejor.

Los modelos sin experiencia y con vergüenza son parte del trabajo del fotógrafo y si no estás preparado para eso, puede ser muy intimidante aún y si eres alguien con talento. Sin embargo, con la actitud correcta hacia la situación podemos superar cualquier obstáculo que se presente.

¿Conoces otro consejo para tratar con modelos con vergüenza a la cámara?

Déjanos saber tus consejos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.