El peor enemigo del fotógrafo

¿Alguna vez te ha pasado que las fotos que tomaste, luego de analizarlas bien, no son lo suficientemente buenas y que pudiste haber hecho algo más para que quedaran como tu querías?

La mayoría de las veces se pasan por alto pequeños detalles al momento de tomar tus fotografías: encuadre, enfoque, exposición, etc.

Pero, ¿Porqué?  La respuesta puede ser la mas obvia del mundo, sin embargo, es algo que en el momento no pensamos… La prisa.

 

¿Quieres tomar mejores fotografías? Tómatelo con calma.

 

En la fotografía de hoy en día buscamos equipo y accesorios que nos hagan todo más rápido, enfoque automático más veloz, un cristal más rápido. Sin embargo, hay un lado contemplativo en la fotografía donde nos olvidamos la razón por la que estamos fotografiando.

La prisa se puede convertir en nuestro peor enemigo a la hora de fotografiar, ya que, al apresurarnos, podemos fallar en esos pequeños detalles antes mencionados y llevarnos una desagradable sorpresa a la hora de revisar nuestras fotografías en el monitor, o peor aún… en el revelado.

El ser humano tiende a apresurar las cosas ya que vivimos en un mundo donde las cosas son ¨para ayer¨ pero en la fotografía no tiene porque ser así, como ya se mencionó, la fotografía se trata de contemplar, de disfrutar y pensar el porqué vas a fotografiar lo que está en tu cuadro.

Fotografía de Mandy Lea

 

Mandy Lea, fotógrafa de paisajes, nos explica que hay una diferencia entre un turista y un fotógrafo: ¨El turista conduce hasta aquí, toma una gran imagen y se va, por otro lado, el fotógrafo llega al lugar, observa, piensa porqué le gusta la zona, porqué la considera hermosa y porqué siente algo en el lugar. Luego toma las fotografías que representen todas esas razones.¨

 

¨No apresures algo que quieres que dure para siempre.¨

 

Justamente eso, la fotografía debería durar para siempre, por lo que no hay ningún motivo de apresurar las cosas, tomate tu tiempo para exponer, enfocar, encuadrar y cuando ya estés listo ¡Dispara!, solo de esta manera podrás saber que la foto saldrá como tu lo planeaste desde el principio.

Recuerda que la prisa no te hace ir mas rápido, solo te hace sentirte estresado y acelerado, así que ¿Para que hacerlo rápido si puedes hacerlo bien?

Dicho lo anterior, el enemigo mas grande del fotógrafo es la prisa, recuerda que ¨no va más rápido el que más corre.¨

Nadie es más profesional ni mejor persona porque vaya rápido a todos sitios o porque exprese lo estresadísimo que está. La velocidad puede ser un sinónimo de una mala gestión de tu tiempo, puede ocasionar olvidos, desconcentración.

Como fotógrafos tenemos que darnos el tiempo para tratar a las personas amablemente y sonreír. La gente no deja en las manos un trabajo tan importante a una persona que no tiene tiempo para sonreír, para preguntar cómo estamos. Lo hacen con personas que les transmitan calma, que les hagan saber que todo está bajo control.

Como se mencionó anteriormente, para controlar este defecto que la gran mayoría de las personas en esta era moderna tenemos, TOMATE TU TIEMPO. Disfruta de esta hermosa profesión y entrega trabajos grandiosos, bien pensados y ejecutados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.